Noticias | Local

Una amistad de por vida tras la tragedia de Sant Llorenç

| Palma |

Daniel Thielk, a la izquierda, junto al padre de Úrsula, David Robinson, y su cuñada, Belis Lliteras.

10-12-2018 | Pere Bota

Un abrazo y unas emotivas palabras certificaron la amistad de por vida entre David Robinson, el marido de Joana Lliteras y padre de Arthur, fallecidos en las inundaciones en Sant Llorenç, y el cicloturista Daniel Thielk, que salvó la vida de su otra hija Úrsula.

«Gracias a él tenemos viva a Úrsula. Es un honor estar hoy aquí». Así valoró una vez más David el gesto de Daniel. Tras la catástrofe, la familia no paró hasta encontrar al cicloturista y poder así agradecerle en persona su hazaña. Finalmente lo encontraron y desde entonces se ha forjado una amistad inquebrantable.

Otra muestra de ello, se pudo ver este lunes en la entrega de los premios del Fomento de Turismo, donde se homenajeó a las víctimas de Sant Llorenç y se guardó un minuto de silencio por ellas.

En el acto también estuvo Belis Lliteras, hermana de Joana Lliteras y cuñada de David. Al final del homenaje, los tres se fundieron en un sentido abrazo.

Relacionado
Lo + visto