Sucesos | Noticias

El abuelo de la bebé fallecida, convencido de que la había dejado en la guardería

| Palma |

El hombre estaba totalmente convencido de que había dejado a su nieta en la guardería y por ese motivo se marchó caminando al centro de la localidad donde se pasó toda la mañana realizando gestiones, entre ellas, arreglar unos papeles en el Ayuntamiento.

10-08-2018 | G.M.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han remitido a la autoridad judicial un completo informe cronológico sobre los hechos que provocaron la muerte de la bebé de tan sólo diez meses de edad en Manacor.

En el mismo, se recogen las testificales de todas las partes implicadas, informes de los equipos de emergencia participantes y los resultados de la autopsia practicada en el Instituto de Medicina Legal de Palma. La cronología policial de los hechos, a la que ha tenido acceso Ultima Hora, recoge el dramático testimonio de unos familiares destrozados y rotos de dolor.

Así sucedió todo

Alrededor de las siete de la mañana del pasado viernes, el abuelo paterno de la víctima, de 56 años y nacionalidad española, recogió a la niña en la casa de sus padres, en Son Macià. Este hombre, hace unos 15 años, sufrió un infarto y estaba medicado desde entonces. Todo apunta a que cuando se le modificaba su rutina habitual sufría algún tipo de despiste o desorientación. De hecho, en el trayecto entre Son Macià y Manacor, se equivocó de rotonda de entrada. Al llegar a la guardería, la encontró cerrada y mientras la niña dormía decidió ir a tomar un café.

El hombre estaba totalmente convencido de que había dejado a su nieta en la guardería y por ese motivo se marchó caminando al centro de la localidad donde se pasó toda la mañana realizando gestiones, entre ellas, arreglar unos papeles en el Ayuntamiento. Mientras tanto, la bebé permanecía en el interior de un Renault Scenic aparcado en la calle s’Hort des Cabré.

Sobre las tres de la tarde, la madre de la pequeña acudió a la guardería para recoger a la niña. El personal del centro le comunicó que no estaba allí porque ese día nadie la había dejado. Al llamar a su suegro, el hombre estaba convencido que había dejado a la niña en la escoleta.

Pasados unos minutos, el abuelo empezó a recordar y al atar cabos regresó al vehículo rápidamente. Una vez allí, un dentista y otro joven que estaban en la zona intentaron auxiliar a la niña, pero no pudieron hacer nada por salvarle la vida. El abuelo sufrió un ataque de ansiedad y fue trasladado al hospital de Son Llàtzer.

El hombre no había ingerido nada de alcohol ni drogas. La policía sostiene que todo fue un accidente y esperan el informe del médico forense.

El médico forense examinará al abuelo en los próximos días

En los próximos días está previsto que el abuelo de la menor fallecida sea sometido a un examen forense. El mismo determinará si el hombre sufre algún tipo de transtorno, demencia u otro tipo de enfermedad que ocasionara el trágico olvido. Del informe médico dependerá que la autoridad judicial determine el grado de culpabilidad penal.

Relacionado
Lo + visto