Sucesos | Noticias

La autopsia revela que la bebé olvidada en un coche en Manacor murió por el calor

| Manacor |

El coche donde murió la bebé, un Renault Scenic granate, seguía aparcado este sábado en la calle s'Hort des Cabré de Manacor.

11-08-2018 | J. Socies

Un golpe de calor fue la causa que acabó con la vida de la bebé de 10 meses olvidada dentro de un coche en Manacor. Así lo reveló la autopsia practicada este sábado a primera hora de la mañana al cadáver de la menor. El médico forense confirma la hipótesis inicial de la policía y descarta signos de violencia en el cuerpo. La pequeña falleció por las altas temperaturas después de pasar más de ocho horas encerrada en un Renault Scenic aparcado en la calle s'Hort des Cabré.

El abuelo paterno, de 56 años de edad y nacionalidad española, recogió a la niña en la casa de sus padres el viernes por la mañana, en Son Macià, para llevarla a la escoleta. El hombre se fue a tomar algo a un bar y, por causas que todavía se desconocen, olvidó a su nieta en el interior del monovolumen a las siete de la mañana.

A las tres de la tarde, al regresar al vehículo, se dio cuenta de que había dejado a la bebé en el interior. Pidió ayuda enseguida. Un dentista y otro joven que estaban en la zona intentaron auxiliarla. Un policía nacional también acudió ya que el lugar se encuentra al lado de la comisaría. Compañeros del agente llegaron corriendo al oír gritos. Un grupo de personas gritaba y lloraba alrededor de un portal donde practicaban las maniobras de reanimación a la menor. No pudieron hacer nada por salvarle la vida.

Interrogatorio

El abuelo sufrió un ataque de ansiedad y fue trasladado al hospital Son Llàtzer. La Policía Judicial de Manacor interrogó al hombre por la noche en calidad de investigado y lo dejó en libertad. Está imputado por un delito de homicidio imprudente. El juzgado de Manacor lo citará próximamente para tomarle declaración.

El Renault Scenic de color granate continuaba aparcado este sábado por la mañana en el mismo lugar, muy cerca del conocido horno Ca’n Tòfol. Es una calle secundaria, pero transitada. En el interior del coche, estacionado frente a un solar vacío y en venta, estaba la sillita de la menor y una bolsa.

Los vecinos no dan crédito a lo sucedido. Siguen en shock. Nadie entiende cómo la bebé estuvo tantas horas desatendida, encerrada sin que nadie se percatara. Conocidos del abuelo de la víctima explicaron que no tiene problemas con el alcohol ni padece ninguna enfermedad. Es un hombre que ha trabajado toda la vida en la construcción. Su mujer falleció hace algunos años y rehizo su vida con una brasileña.

Relacionado
Lo + visto