Noticias | Local

Las cadenas hoteleras de Baleares prevén el cierre de establecimientos antes del 15 de agosto

| Palma |

La bajada de turistas en la Isla afecta a la ocupación hotelera en todas las zonas.

Redacción Local

Las cadenas hoteleras de Baleares prevén el cierre de establecimientos en Mallorca, Menorca, Eivissa y Formentera a lo largo de los próximos días por la caída en picado de las reservas y el aumento de anulaciones desde Alemania y, más en concreto, desde el Reino Unido por la implantación desde el pasado sábado de la cuarentena a todos los viajeros procedentes de España.

«La medida que se va a adoptar en breve, por no decir en horas, supone un coste empresarial y laboral muy duro, ya que hay hoteles que no hace ni 20 días que reabrieron sus puertas y las cerrarán de nuevo antes del 15 de agosto. La actual coyuntura derivada de la crisis del coronavirus, como la cuarentena, no beneficia en nada y los dos principales mercados emisores ya no funcionan como hace una semana», indican desde varias cadenas que operan en Alcúdia-Can Picafort, Cala Millor, Platja de Muro, Cala d’Or, Platja de Palma y Palmanova-Magaluf.

El presidente de la Agrupación de Cadenas Hoteleras (ACH), Gabriel Llobera, reconocía ayer que la situación es muy complicada: «Las cancelaciones de reservas en el Reino Unido son generalizadas y lo mismo está ya sucediendo con Alemania. Esto hará que las empresas tomen decisiones drásticas ante este cambio de tendencia. Todo iba perfecto, pero actuaciones equivocadas, los rebrotes y la cuarentena en el Reino Unido, han dado un vuelco a la situación».

Algunas cadenas registran desde el lunes anulaciones de reservas alemanes: «La media cada día ronda las 140 cancelaciones, a las que hay que sumar las procedentes del Reino Unido. Los niveles de ocupación en los hoteles son mínimos y habrá que actuar en consecuencia. La medida más lógica será cerrar hoteles, concentrar los turistas en los que queden abiertos y aguantar hasta que acabe esta temporada tan atípica», puntualizan desde las cadenas.

Llobera añadió que la situación cambia de un día para otro «pero no pinta bien lo que se avecina, porque el daño ya está hecho en el Reino Unido y, ahora, en Alemania. Las noticias que nos llegan no son positivas porque la información que llega a Alemania y el Reino Unido no es la más conveniente. Esto se tiene que corregir de raíz».

La Conselleria de Treball i Turisme, preguntada este jueves para realizar algún tipo de valoración sobre este comportamiento de los dos principales mercados emisores, obvió realizar cualquier tipo de comentario.

Reino Unido

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, aseguró ayer que el Gobierno británico ha dado un plazo de diez días (hasta el próximo día 7 de agosto) para la revisión de la cuarentena impuesta para los viajeros procedentes de España y anunció que el Gobierno ya ha presentado corredores turísticos seguros con el objetivo de «levantarla antes».

Maroto puntualizó que «nos han dado un plazo de diez días para la revisión» y aseguró que esta es una medida «temporal» que espera que se levante tras presentar los corredores turísticos seguros.

No obstante, Maroto señaló que la voluntad del Ejecutivo español es que Reino Unido «adelante esa decisión», ya que los datos epidemiológicos de zonas vacacionales donde los británicos suelen viajar están «con bajo riesgo» e incluso «mejor» que el Reino Unido, como es el caso de Canarias, Balears, Comunidad Valenciana o Andalucía. Las presiones al Gobierno de Boris Johnson se han acentuado en los últimos días para que retire la cuarentena.

Alerta máxima en el sector del transporte discrecional

El presidente de la Federación Empresarial Balear de Transporte (FEBT) y de la Asociación de Transporte Discrecional, Rafael Roig, mostró ayer su preocupación por la evolución de los acontecimientos: «La situación es muy complicada y las empresas de transporte vemos cómo la programación turística cae en picado en los últimos días, en concreto la relacionada con la touroperación.

Estamos en mínimos de actividad y la situación parece que va a empeorar con todo lo que está pasando en el Reino Unido con la cuarentena y el desplome del turismo alemán desde el pasado sábado». Roig añadió que la temporada «parecía que iba a remontar, pero la realidad se ha impuesto».

Relacionado

Lo + visto