Sucesos | Noticias

Localizan el cadáver de un hombre en Cala Major que llevaba 5 años muerto

| Palma |

Una patrulla de la Policía Nacional descubrió el cadáver en Cala Major.

A. Sepúlveda

Macabro hallazgo de un cadáver momificado en un domicilio en Cala Major. A las 17 horas del pasado lunes, los vecinos de la calle Miquel Rosselló Alemany solicitaron la presencia policial porque hacía mucho tiempo que no tenían noticias de su vecino y estaban preocupados. La sala del 091 envió una patrulla policial al lugar que se entrevistó con los residentes de la zona. Uno de ellos explicó a los policías que disponía de una llave del inmueble en cuestión porque su vecino se la entregó hace años.

Tras entregar la copia de la llave a los agentes, estos acudieron hasta el domicilio en cuestión. Una vez allí, tocaron a la puerta de forma insistente. Tras abrirla, la entornaron y comenzaron a gritar que eran agentes de la Policía Nacional. Al no recibir respuesta alguna y detectar un fuerte olor a putrefacción decidieron acceder.

Suciedad

En el comedor de la vivienda, rodeado de suciedad y más de una treintena de litronas de Xibeca, una conocida marca de cerveza, localizaron el cuerpo sin vida del morador de la casa. El hombre, identificado como Bernat Mesquida Barceló, de 55 años y nacionalidad española, estaba tendido en el sofá, cubierto de una sábana o manta y momificado. La escena fue muy impactante para todos los allí presentes.

Los agentes comunicaron por la malla (emisora policial) la situación y la sala del 091 comunicó los hechos a un equipo de Policía Judicial y al juzgado de guardia. Acto seguido, el médico forense de guardia de los juzgados de Vía Alemania de Palma se personó en el lugar. Tras examinar el esqueleto y la momificación, apuntó a que se trataba de una persona que habría podido fallecer hace unos cuatro o cinco años. Pero que este punto no lo podía determinar con precisión hasta que se realizaran las correspondientes pruebas en el Instituto de Medicina Legal de Palma.

Según los expertos consultados, el tiempo que un cadáver tarda en pasar por las fases de descomposición depende de varios factores, como la complexión de la persona o el lugar donde se produce.

Nada más morir, se inicia el proceso de putrefacción, por el que se irán descomponiendo los elementos más complejos del organismo, hasta que este queda reducido a un esqueleto.

«Es muy triste que nadie lo notara a faltar este tiempo»

Dolor y consternación en Cala Major. «Es muy triste que nadie notara a faltar a Bernat Mesquida durante más de cinco años», apuntaban algunos de los vecinos de la zona. Los agentes desplazados comprobaron que la casa estaba muy desordenada, sucia y que el fallecido presentaba signos de padecer síndrome de Diógenes.

Relacionado

Lo + visto