Noticias | Motor

Mercedes-Benz AMG C 63 Y C63 S

|

La berlina, el Estate, el coupé y el cabrio salen ahora a la venta en sus versiones más extremas con un diseño exterior más acentuado, un habitáculo modernizado y más agilidad que nunca gracias a sus potentes motores V8, al cambio AMG SpeedShift MCT de 9 velocidades, al diferencial trasero con regulación electrónica y al sistema AMG Traction Control de 9 niveles

15-07-2018 | Daimler AG - Global Communications Mercedes-Benz Carsphoto by Di

El exterior del nuevo Mercedes-Benz C 63 subraya la pertenencia de los modelos de altas prestaciones a la familia AMG con la calandra del radiador específica de AMG, que incluye lamas verticales en cromo de alto brillo. En la vista de perfil llaman la atención, aparte de los deportivos embellecedores laterales, las nuevas llantas de aleación AMG optimizadas desde el punto de vista aerodinámico. La zaga es también expresión de potencia con sus dos embellecedores modificados en las salidas dobles de escape, ejecutados en cromo de alto brillo y completados con un nuevo difusor.

El habitáculo subraya el carácter dinámico del nuevo C 63 con numerosos detalles individuales. El equipamiento de serie consta de elementos clásicos-deportivos con tapizados negros en símil de cuero combinados con distintos elementos de adorno. El panel táctil con controlador, los botones Touch Control integrados en el volante y el mando por voz acreditan la versatilidad y flexibilidad del concepto de manejo del C 63. No menos variables son las posibilidades de visualización de los datos en el cuadro de instrumentos opcional completamente digital de 31,2 cm (12,3 pulgadas) de diagonal situado ante el conductor.
Asimismo, hay que destacar la profunda actualización del modelo que comprende un largo elenco de medidas con un mismo fin: mejorar una vez más el dinamismo longitudinal y transversal. Una novedad en el C 63 es el cambio AMG SpeedShift MCT de 9 marchas con embrague húmedo para el arranque (hasta ahora se montaba un cambio de 7 marchas). Esta transmisión es la clave de recuperaciones más rápidas y reacciones más espontáneas a las órdenes del conductor, transmitidas mediante el pedal acelerador. A esto se suma el diferencial autoblocante del eje trasero incorporado de serie, ahora con control electrónico en todas sus versiones, lo que hace posible una dosificación más precisa de la tracción. Además, hay que mencionar el sistema AMG Traction Control (en el C 63 S), que permite regular el resbalamiento en el eje trasero en nueve niveles, algo que sabrán apreciar los conductores con ambiciones deportivas, especialmente durante la conducción en circuitos de competición o en calzadas con adherencia irregular. Otro equipo que asegura mayor diversión al volante es el sistema integrado de regulación de la estabilidad AMG Dynamics.

CUATRO VERSIONES
Las cuatro versiones de la carrocería están disponibles en dos variantes: básica y modelo S. El acreditado motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros entrega 476 CV o 510 CV, y su par motor máximo se cifra en 650 ó 700 Nm. El C 63 S completa la aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3,9 segundos; el C 63 en 4,0 segundos. La velocidad máxima está limitada por vía electrónica, a 290 km/h en el C 63 S Berlina y Coupé, a 280 km/h en el C 63 S Estate y Cabrio y a 250 km/h en todas las variantes del C 63.

Como opción es posible aumentar la velocidad máxima también en el C 63.

Relacionado
Lo + visto